La SAI propone

 

Acerca de parámetros y gálibos


Por: Tomás Castrillón Oberndorfer 

Se parte de las siguientes definiciones: Gálibo: “Dimensión máxima de un vehículo grande que sirve para determinar si puede pasar por un túnel o por debajo de un puente, un paso elevado, etc.”. Se aplica entonces no solo a las vías terrestres sino a las fluviales en donde exista la navegación.

La otra definición es: Parámetro: “Elemento o dato importante desde el que se examina un tema, cuestión o asunto”. Los ingenieros utilizan la siguiente definición: “Variable que eventualmente es constante”.

Para mejor ilustración, es conveniente presentar algunos casos prácticos que se presentan en el desarrollo normal del diseño de la infraestructura.

En el diseño geométrico de una carretera lo primero que hay que definir es uno de los parámetros de diseño que consiste en la “Velocidad de diseño”, que afecta, entre muchas cosas, a todo el diseño de las pendientes, los peraltes y los radios de curvatura. Para elegir dicho parámetro no es lo mismo si se trata de una carretera secundaria, en una topografía montañosa, que para una autopista. Pero ¡Cuidado! “Por hacer bonito”, se cometen errores crasos como sucede con la pavimentación de una carretera secundaria destapada, que implica una mayor velocidad en el tránsito del usuario, lo que, evidentemente, requiere una rectificación y frecuentemente esta no se hace. Un mal ejemplo de la carencia de una buena elección del parámetro de la “Velocidad de Diseño”, es la doble calzada a Las Palmas. Y con relación a las pendientes, no olvidar el caso de la estación San Pedro del Metroplús, ni los inconvenientes y tropiezos que ha tenido la segunda etapa de Parques del río debido a las pendientes necesarias para tender las exigencias de las vías férreas.

En este tipo de obras, surge también el problema de los gálibos que deben tener los intercambios viales y los túneles. En la ciudad de Medellín, por ejemplo, es frecuente la colisión de vehículos en intercambios viales a desnivel porque tienen gálibos insuficientes. Ha trascendido también, por ejemplo, que se tiene este tipo de limitación en el Túnel de Occidente.

En el proceso del análisis y dimensionamiento que se desarrolla en otras ramas de la ingeniería también se definen numerosos parámetros.

En el diseño de obras hidráulicas, por ejemplo, es preciso definir la Creciente de Diseño y en la Ingeniería Estructural están las fuerzas de viento y las solicitaciones sísmicas que dependen del sitio en donde se ubicarán las obras. También existen otros parámetros que tienen que ver con el uso o la utilización que se dará a las obras como son las Cargas Vivas o accidentales: No es la misma carga viva la utilizada para una biblioteca que la que se especifica para una sala de montaje o para una residencia.

También se define otra clase de parámetros para ser utilizados en la aceptación y recibo de las obras terminadas que buscan garantizar la calidad mínima requerida.

Se utilizan también parámetros para la clasificación de los suelos y los perfiles geológicos existentes en los sitios en donde se desarrollan las obras. Por ejemplo, en la construcción de túneles es preciso determinar con criterios preestablecidos, parámetros, los tipos de perfil geológico y de ahí surge la elección del tratamiento o revestimiento que debe tener el túnel. Si se falla en la clasificación del tipo de roca o suelo que se está atravesando, y como resultado se elige mal un revestimiento o tratamiento, puede presentarse una falla catastrófica. ¿Le suena familiar a los amables lectores?

En general, basados en la experiencia, el desarrollo de los eventos y las necesidades crecientes de la humanidad, se han desarrollado los innumerables parámetros que existen para toda clase de actividades. Normalmente están incluidos en las Normas, Especificaciones y los Criterios que rigen el ejercicio de las actividades normales. Entendiendo que si un protocolo es: “una regla que guía de qué manera debe realizarse una actividad”, puede decirse, para emplear dicha palabra tan de moda en la actualidad, que los parámetros están incluidos en los protocolos que deben desarrollarse para toda case de realizaciones.

Muchas de las fallas o resultados anómalos e inaceptables que se presentan en el desarrollo de las obras de infraestructura se deben a la no aplicación de los protocolos adecuados, que, es claro, incluyen a los parámetros aplicables. “Remember Space”.

Toda la presentación precedente está motivada en el hecho, que recientemente trascendió, consistente en: que, en dos grandes viaductos, recientemente construidos sobre el río Magdalena, se están presentando limitaciones serias para el flujo de embarcaciones por problemas de gálibo (¿?).

Ciertamente en las instituciones de educación superior, la Academia, debe inculcarse la importancia y la necesidad de utilizar siempre los parámetros adecuados debidamente normalizados. Las entidades de control incluyendo las sociedades gremiales, deben estar atentas ante los “brotes” que se presentan de mala utilización de los parámetros, para evitar que dichas prácticas se propaguen y lleguen a ser “epidémicas” con consecuencias catastróficas. “¡El que entendió, entendió!”. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

¿Quieres ser socio de la SAI?

Comunícate con nosotros y te brindaremos la información necesaria para que seas parte de nuestro equipo.

Inscríbete a nuestras noticias